Foto: Twitter.
Foto: Twitter.
Tags:

ESTADOS UNIDOS.- El robo de señales de Astros de Houston en 2017 sigue haciendo eco entre los equipos de Grandes Ligas y el jardinero de Angelinos de Los Ángeles, Mike Trout, aseguró que le perdió el respeto a los implicados.

Trout afirmó que los jugadores “hicieron trampa”, por lo que no está de acuerdo con que no reciban ningún castigo, a diferencia de Jeff Luhnow, exgerente general, y AJ Hinch, quien entonces fungía como manager.

Luego de incorporarse a los entrenamientos de primavera, el jugador dijo sarcásticamente que “debe ser muy divertido ir al plato sabiendo qué es lo que vendrá”.

El jardinero criticó de forma específica al venezolano José Altuve, quien pidió que no le quitaran la camiseta después de conseguir el boleto a la Serie Mundial del año pasado y se dice fue porque portaba un aparato para conocer el lanzamiento del rival.

Trout mencionó que en caso de conectar un home run en casa que le diera el pase al Clásico de Otoño, “podrían quitarme la camiseta, hacer conmigo lo que quisieran”.

La desaprobación del “patrullero” de 28 años de edad se une a la de personajes como Cody Bellinger, de Dodgers, así como Gary Sánchez y Aaron Boone, de Yankees, quienes consideran que el deporte quedó manchado con lo sucedido.