Foto: Twitter.
Foto: Twitter.
Tags:

ESTADOS UNIDOS.- Los Nacionales de Washington clasificaron a la Serie Mundial de beisbol por primera vez en su historia al derrotar 7-4 a los Cardenales de San Luis, para imponerse 4-0 en la serie por el galardón de la Liga Nacional, y esperan por el ganador de la Americana entre los Astros de Houston y los Yanquis de Nueva York, duelo que favorece a los primeros 2-1.

Con un pitcheo aceptable del abridor Patrick Corbin (1-0), quien permitió cuatro hits con cuatro carreras, pero con la friolera de 12 ponches propinados, los Nacionales, que avanzaron como comodines al vencer a los Cerveceros de Milwaukee, consiguieron por primera vez pasar de la primera ronda de los playoffs.

Corbin contó con respaldo ofensivo del brasileño Yan Gomes y Trea Turner, ambos con dos impulsadas cada uno.

El MVP (Jugador Más Valioso) del campeonato liguero fue el veterano Howie Kendrick, quien terminó con .333 de promedio.

Los Cardenales, el equipo con más Series Mundiales, con 11, después de los Yanquis (27), fueron barridos luego de haber ganado la División Central de la Liga Nacional.

El revés fue para el abridor Dakota Hudston (0-1), quien apenas completó una entrada, ya que le anotaron siete carreras.

Los Nacionales, de ganar la Serie Mundial, se convertirían en el sexto equipo que llega a los playoffs como comodín y se lleva la corona (un equipo lo hizo dos veces) junto a los Marlins (1997 y 2003), Angelinos (2002), Medias Rojas (2004), Cardenales (2011) y Gigantes (2014).

El equipo, que en el mes de mayo tenía un balance negativo de 19-31, levantó para colarse en el Clásico de Otoño, que comenzará el martes, en Houston o Nueva York.

La última vez que la Serie Mundial se jugó en Washington fue en 1933, cuando los entonces Senadores perdieron ante los Gigantes de Nueva York, en cinco juegos. Ahora llegan pero como los Nacionales, que llegaron a Washington en 2005 luego de abandonar Montreal (Canadá).

El único campeonato de béisbol para la ciudad fue en 1924, cuando los Senadores derrotaron a los Gigantes.