ESTADOS UNIDOS.- En su película "Richard Jewell", Clint Eastwood señala a los investigadores federales por lo que considera la premura por enjuiciar tras un ataque terrorista en los Juegos Olímpicos de Atlanta en 1996. El director de 89 años califica la historia del guardia de seguridad Richard Jewell, que ha estado tratando de contar por cinco años, como "una gran tragedia americana".

La película de Eastwood relata la caótica noche de verano del ataque en el que murió una mujer, y el remolino de confusión que se desató. A los pocos días, Jewell pasó de ser reconocido como un héroe por encontrar la bomba y reportarla a la policía, a convertirse en el principal sospechoso del atentado. Después de tres meses dejó de ser considerado sospechoso. Murió en 2007, a los 44 años.

“Siempre es trágico cuando la gente se va con la mitad de la información y no tiene realmente la verdad frente a ella”, dijo Eastwood. "A veces la prensa tiene prisa porque hay mucha competencia para ser el primero en hacer algo”.

El diario The Atlanta Journal-Constitution, un personaje central en la película, ha criticado la manera en la que es retratado en “Richard Jewell”, afirmando que representa de manera errada cómo reportaron la historia y las acciones de su personal.