CHILE.- El cineasta argentino-brasileño nominado al Oscar Héctor Babenco sabía que le quedaba poco tiempo de vida cuando le pidió a su mujer que filmara su propia muerte. El resultado es una declaración de amor a la vida y el cine.

“Babenco-Alguém tem que ouvir o coração e dizer: Parou” (“Babenco, Tell Me When I Die” en inglés), de la actriz y directora brasileña Bárbara Paz, se presentó en la sección “Nuevos Autores” del Festival de Cine de Mar del Plata, que se celebra hasta el 18 de noviembre en la ciudad balnearia argentina ubicada a 400 kilómetros al sur de Buenos Aires.

“Es mi poema para él. Él sabía que estaba partiendo. Es una película de amor, amor a la vida, amor al amor y amor al cine. El cine fue lo que lo mantuvo vivo (...) Eso para mí, que estaba cerca, era la belleza de este hombre, seguir luchando todo el tiempo. Su cabeza seguía siendo genial pero su cuerpo ya estaba cansado”, dijo Paz, de 45 años, en una entrevista con Reuters.

Babenco, el primer director latinoamericano nominado al Oscar por “El Beso de la Mujer Araña” (1984), la adaptación al cine del libro homónimo del escritor argentino Manuel Puig, por la que el actor William Hurt ganó el premio de la Academia a Mejor Actor en 1986, luchó desde los 38 años contra el cáncer hasta que murió de un paro cardíaco a los 70 años en 2016.

Con una mirada poética e intimista, el documental filmado en blanco y negro desvela al espectador los miedos, ansiedades y la tenaz lucha contra la muerte del cineasta, pero también sus procesos creativos y la pasión por el cine que lo mantuvo vivo.