Foto: Vanguardia
Foto: Vanguardia
Tags:

COAHUILA.- La “Aldea Mágica Jonajoa”, donde este miércoles falleció Andrés, un niño de cinco años que tomaba un curso de verano, funcionaba de manera clandestina en un domicilio particular y obviamente no contaba con las licencias ni permisos requeridos, informó el director de Protección Civil de Saltillo, Héctor Gutiérrez, .

Los propietarios de la finca intentaron eludir su responsabilidad, al alegar que se trataba de actividades privadas en una propiedad particular, sin embargo, las autoridades confirmaron que sí se estaba ofreciendo el servicio por el que se cobraba a los padres.

El funcionario indicó que el lugar fue clausurado, además de que el expediente del caso fue turnado a un juez municipal para que determine la sanción que se aplicará.

No tenía ningún tipo de permiso, era una casa habilitada como un campamento ofreciendo un servicio, pero no tenía ningún permiso, ningún trámite, ninguna demostración de que la gente estuviera capacitada.
Héctor Gutiérrez

“No tenía ningún señalamiento, absolutamente nada, por eso se clausuró, ahorita ya no puede funcionar; es una casa particular, por eso es que lo tenía de manera clandestina, no se podía detectar”, recalcó Gutiérrez.

El responsable de la protección civil en el municipio dijo que el lugar aparentaba ser una finca de venta de nuez. “Ahí el único anuncio que había era de venta de nuez, no habla de colegio, ni de campamento ni de nada yalegaban que era una casa particular, sin embargo, estaban ofreciendo un servicio”, destacó Gutiérrez.

“Además de la clausura por parte de Protección Civil, yo tengo que turnar el expediente al juzgado municipal para que determine a qué tipo de sanción se hacen acreedores”, indicó.

Gutiérrez negó que el campamento haya estado funcionando en las instalaciones del Colegio Othli, como se señaló en redes sociales desde ayer.

Con información de Vanguardia.