Tags:

GUERRERO.- Los cuerpos de dos hombres ejecutados fueron encontrados en la vieja carretera a Tixtla, a unos cinco minutos de Chilpancingo, unas horas más tarde fueron identificados como el dueño del Club de Futbol Avispones de Chilpancingo y su escolta.

Los cuerpos estaban a la orilla de la carretera, uno estaba envuelto en una cobija roja, a unos 12 metros estaba el cuerpo de otro hombre con las manos atadas, el reporte policiaco señala que a las ocho de la mañana fueron alertados del macabro hallazgo.

Al lugar se presentaron peritos de la Fiscalía General de Guerrero, quienes iniciaron las primeras investigaciones, los dos cuerpos fueron trasladados al Servicio Médico Forense (Semefo) de Chilpancingo para su identificación.

Unas horas después, los hombres fueron identificados como el empresario Marco Iván Rodríguez Navarrete, dueño del equipo de futbol Los Avispones de Chilpancingo, el otro cuerpo correspondía al de un hombre de seguridad que lo acompañaba.

El 20 de mayo, cuando el empresario circulaba en un vehículo, acompañado de un escolta, fueron interceptados por hombres armados, quienes se los llevaron con rumbo desconocido, no se supo nada de ellos hasta que los cuerpos aparecieron ayer.

La noche del 26 de septiembre del 2014, un autobús del equipo Avispones de Chilpancingo fue atacado en la salida de Iguala hacia Chilpancingo, cuando los confundieron con normalistas de Ayotzinapa.

En este ataque murió un joven jugador y el conductor del autobús, el equipo había ido a Iguala a jugar un partido, una vez concluido regresaban a Chilpancingo sin cenar, pues les habían comentado que “la situación en Iguala era peligrosa”.