Tags:

ESTADOS UNIDOS.- Mientras el presidente electo Joe Biden empezó a presentar a su equipo administrativo, una figura ha permanecido notablemente en silencio: El líder de la mayoría en el Senado, Mitch McConnell.

Los senadores republicanos tendrán una gran influencia en confirmar o rechazar a los nominados al gabinete de Biden, independientemente del partido que controle un Senado apenas dividido una vez que concluya una segunda ronda electoral. Pero senadores republicanos claves, incluido el líder del partido, se mantienen al margen, al menos por ahora, y prefieren elegir sus próximas batallas.

Luego de que anunció a su equipo de seguridad nacional, Biden le pidió al Senado que le diera a los nominados una “pronta audiencia” y “comenzar con el trabajo para sanar y unir a Estados Unidos y al mundo”.

Lo más pronto que el Senado consideraría a los nominados es el día de la toma de posesión, previsto para el 20 de enero, cuando los presidentes anteriores han podido obtener una rápida confirmación de funcionarios de seguridad nacional de alto rango poco después de prestar juramento al cargo.

Pero en momentos en los que el presidente Donald Trump sigue disputando los resultados de las elecciones, McConnell ha marcado la pauta para los senadores republicanos al no felicitar públicamente a Biden por su victoria ni reconocer la derrota de Trump. Le quiere dar al mandatario tiempo para impugnar los resultados, incluso después de que el equipo legal de Trump ha perdido la mayoría de los casos.