Tags:

ESTADOS UNIDOS.- El incremento de casos de coronavirus en Estados Unidos está cobrando un saldo cada vez más amargo en el país, una semana antes del Día de Acción de Gracias.

La nación promedia ahora más de 1.300 muertes diarias por COVID-19, el peor total desde el pico de la crisis en la ciudad de Nueva York en la primavera.

La cifra total de fallecimientos en Estados Unidos ha llegado a unas 254.000, por mucho la más elevada en el mundo. Las infecciones confirmadas ya son más de 11,8 millones, después de que el jueves se registró un récord de casi 188.000 nuevos casos confirmados de coronavirus. Y el número de personas hospitalizadas con COVID-19 superó las 80.000, también un récord.

Los expertos de salud temen que los viajes por el feriado y las reuniones familiares aumenten la diseminación del virus. Muchos estados y ciudades están imponiendo encierros y otras restricciones. California declaró un toque de queda nocturno que abarca a 94% de los 40 millones de habitantes del estado.

El condado fronterizo de El Paso, Texas, donde más de 300 personas han muerto de COVID-19 desde octubre, está ofreciendo empleos en la morgue para personas capaces de alzar cadáveres de 80 kilogramos (175 libras) o más. Los funcionarios ofrecen más de 27 dólares por hora por trabajo que describen como no solamente arduo físicamente, “sino también emocionalmente”.

El condado ya estaba pagándoles a los reclusos 2 dólares la hora para ayudar a mover cadáveres, e hizo un pedido de al menos 10 camiones refrigerados al quedarse sin espacio en las morgues.

Te Puede Interesar