Tags:

ESTADOS UNIDOS.- Entre una casa con cuatro hijos, el estreno de un nuevo sencillo y su debut como anfitrión de los Latin Grammy, Ricky Martin no ha podido conciliar el sueño, pero para él son todas buenas noticias.

El superastro puertorriqueño está emocionado de presentar el jueves su flamante tema “Cántalo” con Residente y Bad Bunny en la gala de premios, y listo para divertirse como maestro de ceremonias junto a las actrices Roselyn Sánchez y Paz Vega. Además, se está preparando para lanzar un nuevo álbum y salir de gira el próximo año. Todo esto con un bebé recién nacido (Renn), una bebita de 10 meses (Lucía) y dos mellizos de 11 años (Matteo y Valentino).

“El arte del multi-tasking (multitarea)”, dijo Martin entre risas en una entrevista reciente con The Associated Press. “No me puedo quejar. Tengo a mi alrededor gente que amo que me ayuda como quien dice a correr la casa. Obviamente tengo a mi esposo (Jwan Yosef) que es maravilloso, tengo unas abuelas súper, súper metidas con todo el amor del mundo, así que imagínate la lluvia de amor que tienen mis hijos. Como dicen por ahí, ‘It takes a village’ (se necesita un pueblo)”.

Y como padre involucrado, todo lo hace en compañía de su familia: “Para Las Vegas viajan todos y todos se van de gira”.

Martin inauguró en el 2000 la primera entrega anual de los Latin Grammy junto a Celia Cruz y Gloria Estefan en un número musical recordado como uno de los momentos más memorables en la historia de estos galardones. El jueves espera volver a dejar huella con la presentación de “Cántalo”, un tema nacido de una invitación de la emblemática disquera Fania a usar sonidos de sus archivos grabados en la década de 1970, que Martin asumió como una “gran responsabilidad”.