FOTO: Twitter/ @JCRomeroHicks
FOTO: Twitter/ @JCRomeroHicks
Tags:

CIUDAD DE MÉXICO.- El Partido Acción Nacional (PAN), a través de su bancada en la Cámara de Diputados, anunció que impugnará ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) las leyes secundarias de la reforma educativa que fueron aprobadas la madrugada de este viernes en San Lázaro por considerar que violan preceptos constitucionales.

A través de un comunicado, la fracción parlamentaria acusó una serie de errores de contenido que vulnera el texto de la Constitución Política, así como faltas en el procedimiento legislativo, al votarse por la mayoría de Morena la Ley General de Educación, la Ley General del Sistema para la Carrera de las Maestras y Maestros, y la Ley del Organismo para la Mejora Continua de la Educación.

Juan Carlos Romero Hicks, coordinador de los legisladores, afirmó que dichas leyes dan la espalda a los educandos y provocarán retrocesos lamentables al establecer disposiciones a modo para un grupúsculo sindical, en detrimento del derecho a la educación de 32 millones de mexicanos inscritos en los niveles educativos básico, medio superior y superior.

El dirigente parlamentario dijo que a Acción Nacional lo mueve el interés superior de la niñez y la defensa de los miles de maestros y maestras que todos los días se presentan frente a su grupo. Mientras los proyectos aprobados tienen un espíritu corporativista que atenta contra la rectoría del Estado, fomenta la discrecionalidad y la corrupción.

No nos confundamos: Los maestros de México no son su sindicato. A Morena y a sus aliados les urgía aprobarlo, con tanta prisa que incluso el plazo otorgado a las entidades federativas para la armonización de sus leyes no coincide con la reforma constitucional. Los proyectos de ley aprobados son redundantes, confusos, contradictorios, centralistas y atentan contra el federalismo educativo”,
Juan Carlos Romero Hicks, coordinador de la bancada del PAN

Las entidades federativas deben tener funciones sustantivas en la mejora continua de la educación y en la impartición de los diferentes tipos y niveles educativos, sin embargo, estos proyectos son centralistas, colocan al Secretario de Educación Pública como jefe de sus pares en los estados, lo cual es absurdo y violenta la división de poderes.

Los diputados panistas afirmaron que al aprobar estas leyes en la Cámara de Diputados, no se consideró el impacto presupuestal y se desconoce cómo se garantizará la educación inicial y superior sin destinar recursos adicionales, ni tampoco cómo se va a construir el Sistema Integral de Formación, Capacitación y Actualización para garantizar a los maestros su derecho a la formación continua.

De manera particular, comentaron que se desmantela el Instituto Nacional de Infraestructura Física Educativa, evadiendo la obligación del Estado de garantizar la seguridad en las escuelas y delegando la responsabilidad de la construcción a padres de familia, docentes y alumnos, con el riesgo de incurrir en errores graves y fatales al hacerlo por la vía de la autoconstrucción.

La Ley del Sistema para la Carrera de las Maestras y los Maestros es ambigua pues otorga a la SEP federal atribuciones discrecionales para decidir sobre los procesos de selección, promueve la opacidad, los acuerdos discrecionales y viola los principios establecidos en la Constitución Política, señalaron.