FOTO: Archivo
FOTO: Archivo
Tags:

CIUDAD DE MÉXICO.- La determinación judicial, en caso de ser extraditada a México, Gilda Austin, mamá del exdirector de Pemex, Emilio Lozoya, debe comparecer ante un juez de amparo antes de que la Fiscalía General de la República (FGR) intente detenerla.

El titular del Juzgado Primero de Distrito de Amparo en Materia Penal en la Ciudad de México declaró infundado un incidente con el que la FGR pretendía dejar sin protección a la mamá de Lozoya Austin contra la orden de aprehensión emitida por un juez de control por el caso Odebrecht.

La medida que protege a Austin y Solís de ser detenida hasta que esté en posibilidad de regresar a territorio nacional es una suspensión definitiva concedida por el Juez Primero de Distrito.

"La resolución interlocutoria de 31 julio del año en curso, continúa surtiendo sus efectos legales y con los requisitos de efectividad establecidos en la misma”, notificó el juzgador a la defensa la mañana del lunes.

La mamá de Lozoya fue detenida el 24 de julio de este año por agentes de la Policía de Alemania adscritos a Interpol, en cumplimiento a la orden de aprehensión emitida por un juez de control del Reclusorio Norte por presunto lavado de dinero y asociación delictuosa.