Tags:

ESTADOS UNIDOS.- Mantener a Patrick Mahomes a un costado del terreno ha funcionado de maravillas para para los rivales de Kansas City. Y ello podría servir como manual de instrucciones para los Broncos este jueves, cuando busquen vencer a los Chiefs por primera vez en cuatro años.

“Cada partido tiene su propia personalidad”, advirtió el entrenador de Denver, Vic Fangio.

Y cada equipo se gana su propia reputación. En el caso de los Chiefs (4-2) tienen una defensa endeble, combinada con un ataque explosivo. Si aprovecha esa debilidad, Denver (2-4) puede volver a la pelea en la División Oeste de la Conferencia Americana tras sus tropiezos en septiembre.

Los Chiefs, que han perdido dos partidos en fila luego de comenzar la temporada con una foja de 4-0, han permitido en promedio 190 yardas por tierra y 4,97 yardas por encuentro, con un acarreo, en las últimas cuatro semanas. Sus oponentes han logrado en tanto ocho acarreos de anotación.

“Tenemos que corregir esto”, dijo el entrenador Andy Reid.

Kansas City ha permitido que un corredor rival acumule 100 yardas en cuatro semanas consecutivas. Serían cinco, si no fuera porque Josh Jacobs, de los Raiders, tuvo problemas de hidratación y finalizó con 99 yardas en apenas 12 acarreos.

“Miren, hay sólo un área en la que no nos sentimos muy bien, y es en la de frenar la carrera”, dijo el coordinador Steve Spagnuolo, quien está en su primer año con el equipo y ha buscado una transición de una defensa de 3-4 a una de 4-2. “No queremos mirar el número de jugadas por tierra ni las yardas que nos han hecho por carrera. De algún modo tenemos que arreglar esto. Hasta que no los frenemos, vamos a mirar esto”.