ESTADOS UNIDOS.- El regreso de Sam Darnold tendrá que esperar al menos otra semana.

El quarterback de los Jets de Nueva York fue descartado para el partido del domingo en Filadelfia mientras continúa recuperándose de mononucleosis.

Darnold estaba originalmente programado para tener exámenes médicos el viernes, pero los médicos los realizaron el jueves por la noche.

“Los resultados no fueron como estábamos esperando”, dijo el viernes de Nueva York, Adam Gase. “Sé que Sam está decepcionado, pero podemos ajustar y trabajar rápidamente. Nuestro muchachos han funcionado bien con cualquier cambio que hemos tenido que hacer”.

Darnold fue diagnosticado con mononucleosis el 11 de septiembre, tres días después de la derrota ante Buffalo, en el primer partido de los Jets en la campaña. La expectativa inicial era que el quarterback de 22 años pudiera estar listo para jugar de nuevo esta semana, pero los médicos han estado monitoreando el bazo, el cual se agrandó, un síntoma común de la mononucleosis. Un bazo inflamado podría romperse —una situación que pondría en peligro la vida— si se recibe un golpe en esa área, a lo cual se atribuye la precaución de los médicos y el equipo.

“Falta poco”, agregó Gase, “pero no es el nivel necesario”.