Tags:

NUEVO LEÓN.- Con el programa “Que No Te Pase”, el Municipio de Apodaca sensibiliza a los jóvenes que comienzan a conducir, sobre los riesgos que implican tomar el volante sin las precauciones necesarias.

Por instrucciones del Alcalde César Garza Villarreal, la Secretaría de Seguridad Pública y Vialidad a través de la Dirección de Tránsito inició una serie de conferencias, talleres y dinámicas dirigidas a los jóvenes para sean responsables cuando estén al volante.

Los agentes viales acudieron a las instalaciones de la Preparatoria 1 de la Universidad Autónoma de Nuevo León, en donde ante cientos de estudiantes expusieron que las principales causas de percances en el área metropolitana son el uso del teléfono celular mientras manejan y conducir en estado inconveniente.

Osvaldo Nepomuceno Fernández, director de Tránsito de Apodaca, señaló que los oficiales a su cargo estarán durante toda la semana en el plantel universitario en donde buscarán llegar a los seis mil jóvenes que integran el total de alumnado del plantel.

“Básicamente este programa implementado por instrucciones de nuestro Alcalde, César Garza, es el de sensibilizar y hacer llegar lo más realmente posible los riesgos que muchas personas corren al no tener una adecuada cultura vial y que dejan secuelas muy graves que padecen por el resto de sus vidas y que la juventud apodaquense esté consciente de ello puede salvarles la vida”, explicó el jefe policiaco.

Apoyados por la Secretaría de Salud estatal los oficiales de Tránsito además de brindar una plática, llevaron a cabo actividades en donde los jóvenes usaban unos lentes especiales que los hacían sentir como si estuvieran ebrios y los pusieron a conducir carritos de pedales para ver la dificultad e inconveniencia de manejar en estado de ebriedad, así mismo los estudiantes usaron el simulador de choque, que permite sentir las consecuencias de un impacto en caso de un accidente vial.

“Los jóvenes ven cuál es la diferencia entre manejar en los cinco sentidos y manejar ebrio y esos segundos que en ocasiones tardan en reaccionar debido a que su cerebro no está al cien por ciento, son la diferencias en muchas ocasiones entre la vida y la muerte”, puntualizó Nepomuceno Fernández.