Tags:

NUEVO LEÓN.- Los enfermeros y enfermeras que fueron secuestrados en la Ciudad de México arribaron esta tarde a Nuevo León y denunciaron que su secuestro no fue virtual como informó la Fiscalía capitalina, sino que había delincuentes cuidándolos.

Aunque se esperaba que el vuelo 186 de Volaris, procedente de la Ciudad de México y donde venían los 14 enfermeros, llegara a Nuevo León desde las 13:00 horas, no fue sino hasta pasadas las 17:30 horas que arribó a esta entidad al norte de México.

Al llegar al Aeropuerto Internacional de Monterrey los esperaba una ola de medios de comunicación locales y nacionales para conocer su experiencia de primera mano.

Los paramédicos no rechazaron la entrevista y por el contrario aseguraron que sus captores los agredieron física y psicológicamente durante su privación ilegal de la libertad.

Uno de los enfermeros que rechazo dar su nombre aseguró que “no fue secuestro virtual porque en realidad estaba un militar ahí vestido de la Guardia Nacional vigilándonos y nos pidieron más de medio millón”.

En este mismo sentido una enfermera de nombre Yarezi aseguró que “no es verdad que solo fueron llamadas o solo videos, siempre estuvo una persona física con nosotros que golpeó a los compañeros, nos robo, nos quitaron dinero, estaba vestido de militar como la Guardia Nacional”.

Relató que por más de 15 horas los torturaron de forma física y psicológica, “primero nos juntaron en un cuarto, después nos separaron”.

“Se dijo que era secuestro virtual porque también hubo llamadas y nos mentían con que el hotel estaba rodeado y así, para que no intentáramos escapar”.

Declaraciones similares que hicieron los paramédicos a los medios neolonéses fue dada horas antes a integrantes de la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos, quienes realizaron la entrevista de forma pública en el aeropuerto de la Ciudad de México.

Los enfermeros y enfermeras salieron de Monterrey a principios de semana; fueron enviados por la delegación del Instituto Mexicano del Seguro Social para apoyar en la atención a pacientes COVID-19 en hospitales de la capital.