Como sostenía un irascible amigo -auto definido como ateo agnóstico-, lo juro por Dios y mi santa madre, que todos los días comprendo menos “Los Motivos del Lobo (RD)”.

Va el Presidente de México Andrés Manuel López Obrador a Washington; sí, el mandatario constitucional de la República Mexicana, el jefe del Estado Mexicano, el representante de México, a estrechar la mano de quien ha descarado odio a nuestra raza azteca, exhibiendo por milésima vez, que lo suyo es la contradicción extrema.

Lo hace, luego de cambiar su postura en 180 grados, porque en campaña, en búsqueda de la Presidencia de México, llegó a fingir defensa de la dignidad nacional, tantas veces como pudo.

Primero en 2017 cuando escribió el libro ¡Oye Trump!, de que hoy tengo dudas. Si él realmente lo redactó, si tuvo “amanuense” o si finalmente terminado el trabajo, leyó lo que dictó o escribieron para él.

En ese documento, curiosamente AMLO, al hablar del Muro propuesto por quien será su malhumorado anfitrión, expresaba con rudeza lo que juraba era su verdad frente al jefe nortemericano.

“En su frontera sur Estados Unidos no tiene amenaza visible ni algo de que defenderse y el muro de Trump no tendría nada de defensivo; sería, por el contrario, una obra opresiva como el muro de Berlín…”

“Rechazamos la erección de ese monumento a la hipocresía y a la crueldad. Es una canallada que Trump y sus asesores se expresen de los mexicanos como Hitler y los nazis se referían a los judíos”.

Tres doritos después:

Ya desde la Palacio Nacional, la versión es más tersa que la piel de un recién nacido. En la nueva realidad de la 4 Transformación, AMLO va como El Jibarito en su Lamento Borincano -Rafael Hernández- ( en este caso, mexicano).

Asegura que representará a México con decoro y dignidad en el encuentro con el presidente Donald Trump, con el que se testifica, la puesta en marcha del Tratado de Libre Comercio “reload”, es decir el T-MEC.

a.- "Me voy a hacer la prueba posiblemente el día de hoy por la tarde y ya mañana, si es que alcanza que me den el resultado, les informo, no tengo ningún síntoma, no tengo tos seca, no tengo calentura, no me ha dado calentura, no tengo cansancio, decaimientos, no tengo problemas de respiración, que son los síntomas, por eso no me he hecho la prueba".

Nos queda claro que cuando sale a eventos o intercambia saludos con funcionarios locales y su pueblo bueno, lo secundario, lo no importante, es contagiarles.

Ahora va a Estados Unidos, el epicentro del Covid en el planeta y lo obligatorio, es pasar revista de salud para poder entrar a la Casa Blanca en la 1600 Pennsylvania Avenue NW, del barrio.

b.- "Estoy dispuesto a hacerlo, no tengo ínfulas de superioridad. Ya lo he dicho muchas veces, el poder es humildad, no estoy acostumbrado a tratos especiales o a privilegios, soy un ciudadano que tengo un encargo pero no soy distinto".

c.- Habitualmente los invitados de los mandatarios estadunidenses pernoctan en la Casa Blair, la residencia de huéspedes oficial de la Casa Blanca, pero “actualmente se encuentra en remodelación”.

Suponiendo sin conceder, que está en ajustes, qué tan graves como para no darle “decoro” a la visita de un Presidente que pecnoctará primero en la Embajada Mexicana, que -la conozco por fuera-, debe tener espacios cómodos para no “andar pidiendo frías” a los gringos.

Total que este día El Presidente duerme en Washington, luego de un viaje que realiza en avion comercial, lo que nos resulta caprichoso pues nuestra amada nación, tiene aviones de suficiente capacidad y comodidad, como para hacer “el tiro directo” a DC.

Ya sabemos que no quiere usar el TP1, el Boeing 787 que adquirió lo gobierno en tiempos de Felipe Calderón, que disfrutó Enrique Peña Nieto. P,ero bueno “camaradas”, por que no el Gulfstream G550 de la Fuerza Aérea Mexicana con el que México rescató al ex presidente boliviano Evo Morales.

Finalmente, estaremos atentos del qué resulta de esta visita, pues los llamados adversarios dentro y fuera del país, que no son pocos, tanto de AMLO, como de Trump, ya advirtieron que el encuentro tiene absoluto tinte electoral, pues el norteamericano tiene hoy una clara desventaja frente a Joseph Robinette Biden Jr, por al menos 14 puntos.

Y en esta realidad, el titular de la Casa Blanca necesita de los votos de los ciudadanos mexicanos que viven en los Estados Unidos.

Veremos…

Nostra Política.- “Nadie combate la libertad; a lo sumo combate la libertad de los demás. La libertad ha existido siempre, pero unas veces como privilegio de algunos, otras veces como derecho de todos”, Marx.

18 pendientes… Correo: jeleazarmedia@gmail.com

Twitter.- @JEleazarDeAvila