Es impresionante la capacidad que tienen los operadores del partido republicano para manipular la información o darle un “spin” como dicen en Estados Unidos. Por supuesto que también los demócratas lo hacen, pero suelen ser mucho menos efectivos que el partido del presidente.

Después de la terrible masacre sufirda por la familia LeBarón en Chihuahua, en la que 9 personas perdieron la vida (entre ellas 6 niños), Trump aprovechó para utilizar el hecho como un argumento que abone a sus causas. Los legisladores aplaudidores del magnate, por su parte, lanzaron peroratas simplistas de la situación en México, incluso pintando al país como “peor que Siria”. Los tuits iniciales de Trump ofrecían ayuda para resolver de una vez por todas el problema de violencia, pero utilizando la palabra “guerra”, y manejándolo de tal forma que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador se vea obligado a no aceptar. Con esto Trump puede alegar que está haciendo hasta lo imposible por ayudar a México, pero que es rechazada su ayuda, por lo tanto no queda de otra más que defenderse, con muros, con mano dura en la migración.

Los programas de Fox News, el canal favorito de Trump, se abocaron a discutir el tema, haciendo énfasis en el descontrol de la situación mexicana, pero también dando a entender la importancia de que Estados Unidos haga algo al respecto, creando en el público esa polémica, poniendo sobre la mesa las distintas posibilidades de “defensa”. Esto es sumamente peligroso. Esto es “spin” sin escrúpulos. Pero esto también es muy efectivo para motivar a las bases de Trump, en un momento en el que está lidiando con el proceso de impeachment, y con derrotas electorales en estados como Virgina y Kentucky.

APUNTE SPIRITUALIS. Una periodista de CNN, le preguntó a algunas seguidoras de Trump: “si el presidente matara a alguien en la 5ta Avenida de Nueva York, ¿seguirían apoynándolo?”, la respuesta de una de ellas fue: “sí”. Las demás dijeron: “depende por qué lo mató”.