CHILE.- “A mi mamá le gusta el azul. A mi papá el rojo”. Con esa frase un libro álbum para niños, que busca aliviar y entender la polarización, se distribuye entre escolares en Chile en medio de la alteración que ha sufrido su vida cotidiana tras casi un mes de intensas protestas por demandas sociales.

En semanas que los estudiantes preparan celebraciones para el cierre del año escolar, muchos colegios han tenido que suspender o recortar las horas de clases por la agitación en las calles en muchas ciudades del país.

Por esto, la venezolana autora de literatura infantil Mireya Tabúas -quien se mudó hace más de cinco años a Chile- pidió autorización a la editorial en Caracas para distribuir digital y gratuitamente “Azul y rojo”, escrito en 2013, como una ayuda para entender el conflicto.

“Se lo había dado a algunas personas amigas y una me escribió y me dijo que ese libro sería importante que saliera acá en este momento”, comentó Tabúas a Reuters.

“El objetivo (del libro) era que ayudara a estas situaciones que son complejas, muchas veces difíciles de entender donde hay posiciones encontradas, la gente pueda comprender la mirada del otro y la necesidad que tenemos de que eso no destruya las relaciones humanas”, agregó.

En colegios públicos y privados se han generado debates incluso sobre la posibilidad de adelantar el cierre del año escolar.