Tags:

CIUDAD DE MÉXICO.- Ante la necesidad de crear espacios de diálogo y como un pronunciamiento contra la violencia de género, por segundo año consecutivo se llevará a cabo el Festival Tiempo de mujeres, evento organizado por la Secretaria de Cultura de la Ciudad de México.

Tendrá lugar del 6 al 15 de marzo y contará con la participación de más de 400 artistas, escritoras, académicas, investigadoras y activistas; será un encuentro multidisciplinario de gran formato que contempla un concierto, presentaciones artísticas y deportivas, proyecciones de cine al aire libre, exposiciones, así como una jornada de acompañamiento y asesoría jurídica y psicológica.

En conferencia de prensa se anunció que se prevén al rededor de 80 actividades completamente gratuitas en 41 sedes, entre ellas el Zócalo capitalino, el Centro Nacional de las Artes (Cenart), el Centro Cultural del Bosque (CCB), el circuito de FAROS, el Sistema de Trasporte Colectivo Metro, el Museo de la Ciudad de México y la galería abierta de las rejas de Chapultepec.

Yazmín Pérez Haro, directora de Igualdad Sustantiva de la Secretaria de Mujeres de la Ciudad de México, expresó que el festival pretende ser un despliegue para mostrar la diversidad y pluralidad de voces, en un momento de coyuntura por los asesinatos y las violencias en contra las mujeres, un encuentro que permite compartir con el gobierno el compromiso común de mantener los espacios abiertos para garantizar el derecho a la vida, la cultura, la libertad y la educación.

Por su parte, Ana Francis Mor, representante del comité curatorial, refirió que la perspectiva del festival se planeó desde una curaduría feminista en colaboración conjunta, para visibilizar y reconocer el trabajo de las mujeres, labor que ha sido negada históricamente dentro de un sistema patriarcal.

Añadió que es un encuentro hecho por mujeres y para mujeres, para contrarrestar la pandemia de violencia que viven en el país, apostándole a la toma de las calles y al espacio público, y a la presencia artística de tantas mujeres que con su arte reflexionan y cuestionan las narrativas hegemónicas.