Tags:

ESTADOS UNIDOS.- Caddy Williams, vecina de la pequeña ciudad estadounidense de Cañon City, Colorado, tuvo que frotarse los ojos la mañana del pasado lunes, cuando vio que uno de los nueve cachorros que acababa de parir su hembra de gran danés presentaba una extraña coloración.

Estaba oscuro, así que, finalmente, saqué la linterna de mi teléfono, ¡y ella era verde! Fue muy impactante cuando nació. Afortunadamente, había leído recientemente un artículo sobre un perro verde, así que al menos sabía lo que estaba pasando
Caddy Williams

La causa del extraño color es el pigmento verde llamado biliverdina, que puede encontrarse dentro de la placenta de los perros. Cuando esta sustancia se mezcla con el líquido amniótico, el fluido que rodea y protege al embrión, puede manchar el pelaje del recién nacido.

Williams afirmó al medio que con el tiempo Verdant —así han bautizado a la inusual perrita— perderá la coloración verde. También precisó que tanto ella como sus hermanos nacieron perfectamente sanos.

Te puede interesar
Te recomendamos