INGLATERRA.- Roger Federer demostró que efectivamente dejó atrás los recuerdos de la final de Wimbledon de este año.

En su primer partido contra Novak Djokovic desde aquella épica final a cinco sets, el astro suizo dominó para agenciarse el jueves un triunfo 6-4, 6-3 con el que accedió a las semifinales de la Copa Masters de la ATP.

“Jugué increíble, y sabía que tenía que hacerlo”, dijo el suizo. “Fui capaz de producir, ha sido realmente mágico”.

Fue la primera victoria de Federer ante Djokovic desde 2015, luego de perder los cinco anteriores duelos, incluida la memorable final en julio, cuando el serbio levantó dos bolas de partido.

“Obviamente, siempre es especial vencer a Novak, ahora un poco más debido a lo que sucedió (en Wimbledon)”, reconoció Federer. “Pero no sentí que debiera deshacerme de esos fantasmas ni nada similar. Sentí que lo dejé atrás bastante rápido”.

Este partido careció del mismo drama. Djokovic perdió el servicio sin mostrar mucha resistencia en tres ocasiones y Federer no le dio oportunidad de recuperarlo.