Foto: AFP
Foto: AFP
Tags:

ESTADOS UNIDOS.- Tras seis meses de parón por el coronavirus, la tenista estadounidense Serena Williams regresó este martes con una victoria frente a su compatriota Bernarda Pera (60 del ranking) para avanzar a la segunda ronda del torneo WTA de Lexington (Kentucky).

Williams, novena del mundo, que no competía desde su participación en la Fed Cup en febrero, tuvo que sobreponerse a un primer set en contra para vencer por 4-6, 6-4 y 6-1 a Pera en dos horas y 15 minutos sobre la pista del Top Seed Tennis Club.

"No he jugado en tanto tiempo", dijo Williams tras el partido. "Fue bueno para mí jugar tres sets y ganar un partido en tres sets".

La ex número uno del mundo, de 38 años, estuvo bordeando una temprana eliminación en el segundo set, pero se recuperó de un 0-40 en contra con 4-4 para llevarse la manga y superar con facilidad a Pera en el tercer set.

"No estaba teniendo un buen ritmo, y me dije 'Serena, juega como has estado practicando", dijo Williams. "Sabía que podía jugar un poco mejor si me mantenía firme".

Williams jugará en segunda ronda contra la ganadora del enfrentamiento del martes entre su hermana Venus (67) y la bielorrusa Victoria Azarenka (58).

En el primer set, Pera tomó una temprana ventaja rompiendo el servicio a Williams para hacerse con un 3-2 a favor y mantener su saque para ganar 6-4.

Williams estuvo en problemas con su servicio al inicio del segundo set, teniendo que sobreponerse a un 0-40 en el primer juego.

Serena tomó una ventaja de 3-1 con una ruptura del servicio de Pera en el cuarto juego, pero su oponente, nacida en Croacia, respondió inmediatamente y se colocó 4-4.

En el noveno juego, Williams llegó a ir 0-40 por detrás pero logró mantener el saque y rompió después el de Pera para llevarse el segundo set.

La estadounidense aprovechó ese impulso en la manga decisiva, rompiendo dos veces el servicio de Pera para lograr ventajas parciales de 3-1 y 5-1 y ganar el tercer set con claridad.

El torneo de Lexington es el primero del circuito del tenis femenino que se disputa en Estados Unidos desde la suspensión de la temporada a principios de marzo por la pandemia.